Compañía Mexicana de Aviación, que solicitó protección por bancarrota en Estados Unidos y México, señaló que la aerolínea continuará operando en forma normal durante el proceso de reestructuración de sus deudas y adecuación de sus costos a las condiciones del mercado.

Mexicana, filial de Nuevo Grupo Aeronáutico, señaló además que las otras aerolíneas del grupo MexicanaClick y MexicanaLink no se verán afectadas ya que son independientes de Mexicana y, por lo tanto, independientes de los procedimientos.

En virtud de la ley mexicana, una vez que se acepte la solicitud de protección, un juez ordenará a la compañía continuar operando de manera de asegurar que los servicios no sean interrumpidos y que los consumidores no se vean afectados.

Mexicana solicitó el lunes protección por bancarrota en Estados Unidos y México tras no llegar a un acuerdo con sus sindicatos para reducir costos tras un período de rápida expansión.