Ciudad de México. La tragedia aérea ocurrida en Cuba en mayo, en la que murieron 112 personas, se produjo debido a que la nave despegó en un ángulo muy pronunciado, lo que provocó su desplome, dijo este lunes la empresa mexicana Global Air.

El avión, que se precipitó poco después de despegar desde La Habana en un vuelo doméstico, había sido arrendado por Cubana de Aviación a la pequeña empresa mexicana Aerolíneas Damojh, que forma parte de Global Air, y se dirigía a la ciudad oriental de Holguín.

"La tripulación despegó la aeronave con un ángulo de ascenso muy pronunciado, creando una falta de sustentación que trajo como consecuencia el desplome de la aeronave", dijo la empresa en un comunicado sobre el accidente del 18 de mayo.

Global Air explicó que se llegó a esa conclusión tras las investigaciones de las cajas negras del Boeing 737-201, fabricado en 1979, realizadas en coordinación con autoridades de México, Cubay Estados Unidos, así como los fabricantes de la aeronave y sus motores.

La Dirección General de Aeronáutica Civil de México dijo, sin embargo, que aún no hay un pronunciamiento oficial del Instituto de Aviación Civil de Cuba, responsable de la investigación sobre el accidente.

Sin embargo, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de México dijo más tarde en un comunicado que aún no hay un pronunciamiento oficial del Instituto de Aviación Civil de Cuba(IACC), responsable de la investigación sobre el accidente.

"El IACC señaló que será hasta que concluyan todos los análisis y estudios correspondientes cuando podrán conocerse las causas", dijo la autoridad aeronáutica mexicana.

En el accidente aéreo, uno de los peores en la historia de Cuba, fallecieron 111 personas de las 113 que viajaban a bordo. Una persona más murió días después.

Tras el accidente, la DGAC de México suspendió las operaciones de Damojh mientras se investigaban sus causas; medida que sigue vigente.