México DF. La constructora mexicana de viviendas Homex vería el 2012 una fuerte alza en sus ingresos, impulsados por un contrato gubernamental que contempla la construcción de dos centros penitenciarios, mientras espera que su negocio principal se desacelere.

Homex , una de las mayores constructoras de viviendas en México, dijo este lunes en un comunicado que sus ingresos crecerían entre un 37% y un 39%, incluyendo los contratos gubernamentales.

Sin los contratos, la constructora espera que sus ingresos crezcan entre un 10 y un 12%, una tasa menor al rango de entre un 12 y un 14% con el que espera cerrar este año.

La compañía, con oficinas centrales en la norteña ciudad de Culiacán, lanzó en el 2009 una división de infraestructura que ha obtenido un contrato de servicios a 20 años para construir y operar dos centros penitenciarios.

Los penales, que esperan terminar en agosto del 2012, representan una inversión de 10.600 millones de pesos (US$784 millones), que la compañía financiará con un crédito a largo plazo.

Homex espera que sus ingresos en México crezcan entre un 7,0% y un 8,0% el próximo año. La constructora también tiene operaciones en Brasil donde espera vender entre 2.100 y 2.400 viviendas.

Homex estimó además que espera generar en el 2012 un flujo de efectivo libre positivo de entre 500 a 800 millones de pesos (US$36,9 millones a US$59,1 millones)en su negocio de vivienda, que se tornará negativo en alrededor de 4.400 millones de pesos (US$325,2 millones) al considerar los penales.

Las constructoras mexicanas han tenido un difícil 2011 afectadas por mayores inversiones por la construcción de vivienda vertical, que está siendo apoyada con subsidios del gobierno, consumiendo su efectivo y elevando su deuda.

El programa de subsidios del gobierno mexicano para el 2012 aumentará un 70%, para apoyar principalmente proyectos de vivienda vertical.

Homex espera que sus ingresos en México crezcan entre un 7,0% y un 8,0% el próximo año. La constructora también tiene operaciones en Brasil donde espera vender entre 2.100 y 2.400 viviendas.

La constructora agregó que el próximo año invertirá 1.600 millones de pesos (US$118,2 millones) en la compra de reserva territorial y 530 millones de pesos (US$39,1 millones) en activos fijos, principalmente para el mantenimiento de sus plantas de concreto.