México D.F. La constructora mexicana ICA emitió un bono por US$518,2 millones (7.100 millones de pesos mexicanos) a 22 años y atado a un proyecto, el primero en su tipo en el país.

La firma planeaba colocar US$386,6 millones (8.300 millones de pesos), aunque un importante inversionista institucional no logró conseguir a tiempo la autorización para participar en la oferta, por lo que el bono será reabierto dentro de los próximos dos meses para llegar al monto total, dijo uno de los banqueros que lideraron la operación.

BBVA Bancomer, HSBC y Santander organizaron en conjunto la subasta.

El bono tiene dos tramos. El primer tramo fue por US$386,6 millones (5.300 millones de pesos) a 22 años con tasa fija, con una vida promedio de 14 años. Ese tramo ofrece un rendimiento del 10%, o 300 puntos básicos sobre Mbonos.

También hubo un tramo por US$131,3 millones  (1.800 millones de pesos) a 22 años con tasa atada a la inflación y con una vida promedio de 11 años. Esa porción ofrece un rendimiento del 5,65%, o 300 puntos básicos sobre el Udibono.

Los fondos captados serán usados para construir prisiones en México, por lo que el gobierno garantizó el contrato a ICA.