Ciudad de México. La compañía mexicana de ingeniería y construcción Empresas ICA SAB informó el jueves que firmó una carta de intención con el operador Red de Carreteras de Occidente para la transferencia de su participación en dos concesionarias de autopistas.

ICA señaló en un comunicado que a cambio de la transferencia de las carreteras, la empresa recibirá una suma de dinero no especificada y un aumento en su participación en Red de Carreteras de Occidente (RCO), que opera cuatro carreteras con peaje en el centro de México. En una junta el jueves, los accionistas de RCO aprobaron un aumento de capital de 3.160 millones de pesos mexicanos (US$243 millones) para pagar la transacción.

Las dos autopistas en cuestión son de público acceso, una entre Querétaro y Irapuato con una longitud de 93 kilómetros, y la otra va entre Irapuato y La Piedad, con 74,3 kilómetros. La concesión consiste en modernizar, operar y mantener las autopistas por un monto pagado por el gobierno, que varía dependiendo del tráfico en las carreteras.

La transacción está sujeta a la aprobación del gobierno.

RCO fue la primera de estas autopistas en cotizar en la bolsa de valores de México mediante la emisión de certificados de capital de desarrollo de infraestructura a largo plazo, o CKD. ICA y Goldman Sachs vendieron un 32% de participación en la concesión, que fue mayoritariamente adquirida por administradores locales de fondos de pensión