México DF. La aerolínea Mexicana, que suspendió en agosto de este año sus vuelos por estar al borde de la quiebra, anunció este miércoles que logró acuerdos con sus sindicatos en un paso hacia su reestructuración y dijo que, posiblemente, reanude operaciones a inicios del 2011.

El proyecto de PC Capital, avalado por el Gobierno, plantea que Mexicana vuelva al aire como una empresa de menor tamaño, con unos 30 aviones -de una flota original de más de 100- enfocándose en rutas internacionales, sobre todo a Estados Unidos.

La aerolínea, que fuera una de las dos mayores de México, acordó con sus pilotos, sobrecargos y personal de tierra cambios en los contratos colectivos de trabajo, una condición establecida en un plan presentado por PC Capital -una pequeña firma de servicios de banca de inversión y asesoría- para rescatarla.

"El convenio significa un incremento en la productividad mayor al 50%, y la adecuación de la planta (laboral) a las necesidades operativas", dijo Mexicana en un comunicado.

El proyecto de PC Capital, avalado por el Gobierno, plantea que Mexicana vuelva al aire como una empresa de menor tamaño, con unos 30 aviones -de una flota original de más de 100- enfocándose en rutas internacionales, sobre todo a Estados Unidos.

PC Capital invertiría unos US$120 millones en Mexicana y emplearía a una tercera parte de sus 8.000 trabajadores.

Mexicana, que tiene una deuda de más de US$1.000 millones, cuenta actualmente con protección judicial frente a sus acreedores y tiene un administrador designado por el Gobierno y un conciliador nombrado por el juez en el caso.

Los trabajadores de Mexicana son sus mayores acreedores, seguidos por el banco local Banorte y el estatal banco de fomento Bancomext. Ambas instituciones aún no han manifestado públicamente su posición sobre el plan de PC Capital.

El plan de reestructuración de Mexicana aún debe ser avalado por una mayoría de sus miles de acreedores.