Distrito Federal. La petrolera estatal mexicana Pemex reportó el jueves pérdidas por 20,100 millones de pesos (US$1,553 millones) en el segundo trimestre del año, principalmente debido a pérdidas cambiarias y los controles de precio internos a las ventas de combustible.

El monopolio petrolero había registrado una ganancia de 1,200 millones de pesos en el mismo lapso del año pasado.

Las pérdidas ocurrieron pese a un incremento del 20,1% en los ingresos por exportaciones de crudo de la empresa estatal, por precios y volúmenes más altos.

Pemex suele reportar pérdidas a causa de su pesada carga tributaria, que devora cerca de la mitad de sus ingresos. Adicionalmente, la empresa está obligada a vender combustible localmente a precios por debajo de los estándares internacionales.

La empresa dijo que precios más altos por combustibles importados incidieron en el alza reportada de un 29% de sus costos en el trimestre.

México debe importar gasolina para cubrir cerca del 40% del consumo interno luego de años de escasas inversiones en refinación.

Además, la demanda de diesel está creciendo a una tasa de dos dígitos en medio de la recuperación de la economía.