Una fuerte reducción en el número de trabajadores y en su flota de aviones experimentará Mexicana de Aviación para su relanzamiento, que de acuerdo a lo declarado por las autoridades de México, se realizaría en diciembre de este año.

La reducción significará pasar de los 1.300 trabajadores que se desempañaban hasta fines de agosto de este año a poco menos de 400 empleados. Respecto a la flota aérea, de acuerdo al nuevo plan de negocio diseñado, ésta pasaría de 60 aviones pequeños a cerca de 30 unidades, con la consecuente desaparición de rutas aéreas que manejaba la empresa, de acuerdo a La Reforma.

También se contempla la desaparición de las filiales de Mexicana, Click y Link.

La situación ha generado una fuerte incertidumbre en los trabajadores de la empresa

Mesa de trabajo. En las semanas recientes se constituyó una mesa de trabajo con la participación de dirigentes de sobrecargos, pilotos y trabajadores de tierra, quienes analizan la problemática junto con los inversionistas, toda vez que, según se afirma, las deudas de Mexicana de Aviación rondan ya 7 mil millones de pesos.

Las conversaciones están encabezadas por el administrador único nombrado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Christlieb, así como por el conciliador, enviado por el juez dentro del juicio de concurso mercantil de la aerolínea.

El relanzamiento de Mexicana de Aviación sería, dentro de este parámetro, con aviones pequeños que requieren dos o tres sobrecargos para la operación, cuando las anteriores aeronaves podían emplear hasta diez.

Uno de los objetivos iniciales de los potenciales accionistas sería retomar las rutas perdidas (operadas ya por otras aerolíneas), aun cuando conservan los vuelos hacia Estados Unidos.