La constructora mexicana de viviendas Urbi dijo el miércoles que espera obtener ingresos por 31.400 millones de pesos (unos US$1.623 millones) como parte de su plan de negocios para los próximos cinco años.

La compañía, cuyos títulos permanecen suspendidos desde julio del 2013 debido a que dejó de reportar sus estados financieros, obtuvo a mediados de año recursos para reactivar su producción después de reestructurar su deuda.

Según proyecciones de la firma, un 93% de los ingresos estimados provendrían de la venta de unas 57.100 viviendas y el resto de la comercialización de terrenos para proyectos inmobiliarios.

En una carta a accionistas e inversores, la firma añadió que al final del periodo el margen de EBITDA alcanzaría un 16%.