La constructora de viviendas Urbi, una de las mayores de México, vería un aumento en sus ventas de entre 10% y 13% en 2012, un rango menor al esperado para este año, según fuentes que asistieron el martes a una reunión de la compañía.

Para este año, Urbi reiteró su meta de lograr un crecimiento en ventas de entre 12% y 14% en su reunión anual con inversionistas y analistas.

La constructora, con oficinas en la norteña ciudad de Mexicali, estaría esperando un flujo libre de efectivo neutral para el próximo año, presionada por mayores inversiones, de acuerdo con las fuentes.

Recientemente, Urbi admitió que su flujo libre de efectivo para 2011 sería negativo en 800 millones de pesos, desde una previsión inicial de un flujo positivo en 500 millones de pesos.

En los primeros nueve meses de 2011, Urbi reportó un alza interanual del 12.7% en sus ventas a 11,236 millones de pesos (unos US$810 millones).

Las acciones de Urbi ganaron un 0.13% en la bolsa mexicana a 15.81 pesos.

En México, las constructoras de vivienda han tenido un difícil año con mayores inversiones destinadas a la edificación de vivienda vertical -a la que el gobierno mexicano está dedicando mayores subsidios- y el desarrollo de infraestructura, lo que está consumiendo su efectivo y elevando su deuda.