Con la venta de su negocio de envases de alimentos y bebidas a Owens-Illinois (O-I), el fabricante mexicano de vidrio Vitro mejoraría su estructura financiera, pues podría pagar su deuda actual, además de contar con efectivo para hacer crecer las categorías con las que permanecerá, coincidieron analistas.

“Esta venta era algo que ya esperábamos, pues desde el año pasado la empresa anunció esta posibilidad. Vitro sí planea pagar la deuda total que tiene actualmente, que es de US$1,175 millones. Por la venta recibirán US$2,150 millones, por lo que todavía se quedará con una buena parte de efectivo, para ser exactos de US$975 millones”, informaron en entrevista conjunta analistas de Grupo Financiero Interacciones, Karla Martínez y Juan Rich.

Los analistas detallaron que con el efectivo, Vitro prevé inversiones en su negocio de vidrio plano, que en el 2014 aportó 29% de sus ventas totales; además de una inversión en su negocio de carbonato de sodio y quizá una parte del efectivo que les quede se destine a dividendos o recompra de acciones.

De acuerdo con Grupo Financiero Interacciones, el negocio de envases de alimentos y bebidas representa 48% de las ventas totales de Vitro, que en el 2014 ascendieron a 22.598 millones de pesos.

Para el analista y director general de Bursamétrica, Ignacio Cedillo, de aprobarse esta compra, Vitro pasará de ser una empresa que apenas logró la reestructuración de su deuda en el 2013 a tener una estructura financiera mucho más sólida, y esto permitirá que incursione en otros tipos de negocios.

El director general de la empresa, Adrián Sada Cueva, opinó que con esta decisión buscan fortalecer a la empresa, pues les permitirá continuar mejorando su posición financiera, además les permitirá enfocarse en los segmentos donde siguen participando.

“Es una estrategia adecuada. Las empresas del norte están viendo otros tipos de negocios. Para ejemplo tenemos a Grupo Alfa. Si se concreta la compra, con esa ganancia Vitro podría mejorar y sanear su estructura financiera y después enfocarse en incursionar en otros negocios”, opinó.

Gerardo Copca, analista y director de la empresa de consultoría financiera MetAnálisis, agregó que con esta operación Vitro será una empresa más pequeña pero más rentable.

“El objetivo de una empresa es generar utilidades. Desafortunadamente, los altos niveles de deuda que había tenido Vitro en los últimos años no le habían permitido esto. Con esta venta de su negocio, recibirá una cantidad importante de recursos que aprovechará para fortalecer los negocios con los que se quedan”, indicó.

Recordó que Vitro fue de las primeras que en México empezaron a ver hacia el exterior, pero que debido a los cambios en las tendencias de sus mercados no logró salir adelante. “Cuenta con gente que tiene esa visión de crecer, por lo que no se descartaría que en unos años buscará nuevas oportunidades de crecimiento”, detalló.

Para Manuel Valencia, director de Programas Académicos de Licenciado en Negocios Internacionales y Bachelor in International Business del Tecnológico de Monterrey, ambas empresas ganan, pues O-I se lleva una cartera sumamente atractiva de clientes, como Arca Continental, Cuauhtémoc Moctezuma, Herdez, Grupo Modelo, Nestlé, Pepsi, entre otros.

“Esta estrategia se convierte en un buen salvavidas para Vitro; le da un buen respiro y una nueva oportunidad para replantearse en el mercado internacional, así como para revisar su estrategia en el mediano plazo”, agregó Valencia.

Este miércoles la empresa regiomontana anunció que venderá su negocio de envases de alimentos y bebidas a la estadounidense Owens-Illinois (O-I), en una transacción valuada en US$2.150 millones.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa detalló que la compra incluye las cinco plantas de alimentos y bebidas en México, la operación en Bolivia, así como la distribución de estos productos en Estados Unidos.

Aclaró que el negocio de envases de vidrio para el mercado de cosméticos, fragancias y farmacéuticos, el de fabricación de maquinaria y equipo, y la participación accionaria de Vitro en Empresas Comegua en Centroamérica no se incluyen en la transacción.

El director general de la empresa, Adrián Sada Cueva, opinó que con esta decisión buscan fortalecer a la empresa, pues les permitirá continuar mejorando su posición financiera, además les permitirá enfocarse en los segmentos donde siguen participando.

Agregó que esta operación permitirá a Vitro mantener un balance sólido y en posición de crecimiento con unas ventas y un UAFIR Flujo Pro-forma estimado al cierre del 2015 de 865 millones de dólares y US$165 millones, respectivamente, después de la desinversión.