Grupo Financiero Banorte no tiene en puerta ni ha considerado realizar alguna adquisición de una institución financiera, incluido Interacciones, aseveró Carlos Hank González, nieto del fundador del banco y presidente del Consejo de Administración de la entidad financiera.

“No tenemos una adquisición en puerta y no por otra cosa, ahora tenemos la oportunidad en nuestra mesa. Tenemos la masa crítica, las herramientas, la gente, el equipo que nos dará los elementos para crecer”, declaró el recién nombrado presidente de la institución.

En entrevista, Hank González, que llegó a la cabeza del grupo en medio de grandes cambios el año pasado, dijo que se tienen retos importantes y se cuenta con las herramientas para saltar a la vanguardia de los servicios financieros.

“Interacciones y Banorte son dos grandes instituciones, prósperas y que los medios ponen unidas desde hace mucho tiempo”, explicó el directivo que representa al grupo de control de la institución, que son las familias Hank y González.

Consideró que hoy hay una oportunidad muy importante para Banorte, el cual —opinó— es uno de los seis bancos más importantes del sistema, con una masa crítica cercana a los 14 millones de clientes. “Ahora nuestro enfoque es volvernos no el banco más grande, sino el mejor de México”.

El directivo recordó que para darle transparencia a su administración colocó todas sus acciones de Interacciones en un fideicomiso que es irrevocable mientras labore en Banorte.

Por su parte, Marcos Ramírez, director general del Grupo, destacó que se tiene un programa de crecimiento muy ambicioso en el que se busca ser muy eficiente para los accionistas, tener un buen ambiente laboral y conocer mejor a los clientes, lo que representa un esquema de mejora que tiene como meta el 2020.

“Vemos grandes oportunidades para Banorte y todos estamos convencidos de que podemos alcanzarlas trabajando juntos. Así es que hoy en Banorte se trabaja con un ambiente en el que tenemos metas y objetivos comunes que nos entusiasman y todos estamos enfocados en eso”, afirmó Carlos Hank.

Fondo de infraestructura. El presidente del Consejo de Administración de Banorte aseguró que, pese al entorno volátil, el banco sigue con su apuesta en el país, ya que ven aquí un gran futuro.

Explicó que dentro de los planes de Banorte está la creación de un fondo de infraestructura al que el banco aportará US$50 millones y contará con el capital por US$450 millones, de otros inversionistas.

El instrumento de inversión contempla destinar recursos al sector energético del país, pero también se busca invertir en el desarrollo de infraestructura, como el aeropuerto de la Ciudad de México. El directivo destacó que el fondo podría comenzar a operar a principios del próximo año.

Carlos Hank recordó que en la reunión que tuvieron los banqueros la semana pasada con el secretario de Hacienda en Acapulco, durante la Convención Bancaria, se trató el tema de inversión de la banca en temas como energía, aeropuertos y trenes, entre otros.

“Platicamos con el secretario de Hacienda para fomentar el desarrollo del país y ante los recortes presupuestales nos toca jugar el rol de financiar un mayor número de proyectos”, agregó el directivo.

Por lo anterior, destacó que la banca se llevó la encomienda de idear soluciones para financiar proyectos que el gobierno federal no podrá llevar a cabo.

Recordó que el año pasado se aprobaron 11 grandes reformas estructurales que realmente ponen las bases para un crecimiento en México. “Entonces, independientemente de los precios bajos del petróleo, de ajustes en el presupuesto, que me parecen muy puntuales, estamos viendo grandes oportunidades, una demanda externa extraordinaria; un interés importante en nuevos inversionistas de venir y participar. Así que el potencial en México es importante; el crecimiento que vemos para el 2015 es importante, y Banorte está totalmente comprometido”, aseguró.

En el tema energético, abundó Carlos Hank, tampoco ha disminuido el interés de los inversionistas pese a la caída de los precios del crudo, ya que —puntualizó— el petróleo no es todo el rubro energético: “Entonces yo creo que va haber una inversión muy importante en este sector, donde Banorte va a tener una gran oportunidad de canalizar esas inversiones y apoyar en conjunto estas inversiones para apuntalar el desarrollo de México”.

Finalmente, Carlos Hank González informó que en abril próximo se llevará a cabo la reunión con los inversionistas de todo el grupo y que espera ser ratificado en el cargo. Por lo pronto, propondrá que los consejeros independientes de la institución tengan un mayor espacio.