México DF. El conglomerado mexicano Grupo Carso, controlado por el magnate Carlos Slim, convocó este martes a sus accionistas a una asamblea extraordinaria el 4 de noviembre para votar sobre un plan para escindir la compañía.

Carso -con divisiones industrial, comercial, de construcción e infraestructura, y hotelería- busca separar su firma de bienes raíces y sus unidades mineras, las cuales cotizarían en forma separada en la bolsa mexicana.

En una convocatoria publicada en la prensa local, Carso dice que planteará a sus accionistas contar con dos sociedades escindidas de nueva creación, y las bases y movimientos accionarios necesarios para la realización del plan.