La licitación internacional para elaborar el proyecto ejecutivo, construir, fabricar e instalar el material rodante y sistema electromecánicos, además de operar y dar mantenimiento al Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, ha causado interés, en una primera etapa, entre 46 empresas de origen español, alemán francés, chino, portugués y mexicano, especializadas en construcción, sistemas ferroviarios y tecnología.

Entre las firmas que acudieron a la “visita virtual al sitio donde se desarrollarán los trabajos” del proyecto (que es la primera actividad contemplada en la licitación) destacan: Carso, ICA, Huawei, Thales, Alstom, Mitsubishi, Siemens, CAF, Talgo, Acciona, DLG, Teixeira Duarte e Indra.

El tren tendrá una inversión estimada de 43.000 millones de pesos y estará listo para operar el 30 de noviembre del 2017.

Entre la lista de interesados destaca la española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), que construyó y opera el primer sistema de Tren Suburbano en México, de Buenavista a Cuautitlán (CAF compartirá la estación terminal en la ciudad de México y, eventualmente, algunos tramos de vía con el nuevo tren).

De acuerdo con las bases de la convocatoria publicadas el pasado 15 de agosto, los interesados deberán acreditar experiencia técnica en compatibilidad con la línea del Tren Suburbano referido y su ampliación a Huehuetoca, en infraestructura y operación.

Por CAF, asistió a la visita virtual ocurrida la semana pasada su director comercial, Román Aragón. La filial española está asociada en el Tren Suburbano con Omnitren, de Grupo IAMSA, presidido por el empresario mexiquense Roberto Alcántara, quien también ha manifestado su interés por el nuevo tren.

El interés nacional. El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, afirmó el día que se publicó la licitación que sabía de cinco o seis empresas que habían manifestado interés en el proyecto y que hay “un gran interés internacional”, porque desde diciembre promovieron los proyectos.

Incluso Ruiz Esparza y el director de Transporte Ferroviario y Multimodal, Pablo Suárez, estuvieron en China. Algunas de estas empresas deberán formar consorcios para participar en el proyecto integral de construcción, conocido como llave en mano.

De Asia un par de empresas han dado a conocer su interés por el tren: China Communication Construction Company y Huawei.