Cien mil toneladas, de las cuales 10% ya está asignada a Nicaragua, abrió este jueves el gobierno de México para complementar la oferta de azúcar para lo que queda de año y estabilizar los precios.

"Con base en los cálculos recientes del balance azucarero, se estimó que la oferta nacional de azúcar podría llegar a ser insuficiente para satisfacer la demanda de este producto en el último trimestre de 2010 debido a la evolución reciente de algunos componentes de la demanda de azúcar, que redujo los inventarios esperados", dijo la Secretaría de Economía citada por El Financiero.

La azúcar dentro del cupo pagará un arancel de entre US$33 y US$36 la tonelada, pago del que estará libre Nicaragua benerficiado por un pacto comercial entre ambos países.

Los productores mexicanos temen que el mal clima afecte la próxima zafra, sin embargo aún habría stocks para cubrir los requerimientos. De hecho, según una fuente citada por Reuters, descontando el existente en bodegas y las 10.000 toneladas destinadas a Nicaragua, México saldría a buscar al mercado sólo poco más de 12.400 toneladas