El director general de Aeromar, Ami Lindenberg, dijo que el eventual regreso de Mexicana y Aviacsa no representa una amenaza para esa aerolínea. Sin embargo, consideró injusto que empresas que entraron en concurso mercantil y quebraron insistan en volver al mercado para seguir perdiendo dinero.

Es inaceptable, de acuerdo a Lindenberg, que esas compañías pidan trato preferencial, cuando en su momento incumplieron con sus obligaciones en el pago a acreedores privados, aeropuertos y gobierno.

En cambio, Lindenberg señaló que a otras aerolíneas que lucharon por mantener sus operaciones y cubrieron el pago al fisco, a proveedores y empleados, no se les dé ningún beneficio.

En entrevista con Notimex, según informa La Cronica mencionó asimismo que las tarifas no se han incrementado a causa de la salida de Mexicana y tampoco por la llegada del periodo vacacional; son prácticamente iguales o más baratas que las de hace un año, aseveró.

En este sentido, subrayó que las aerolíneas no deben aplicar tarifas por debajo del mercado, ya que esas prácticas llevaron a la quiebra a unas siete líneas aéreas en los últimos años y los pasajeros se quedaron con el boleto barato, sin el servicio y sin su dinero.