Ciudad de México. La apertura de propuestas y designación de ganadores de la Ronda 3.1 se llevará a cabo, luego de que 36 licitantes precalificaron para concursar por uno de los 35 contratos de producción compartida en áreas ubicadas en Burgos, Tampico-Misantla-Veracruz y Cuencas del Sureste, en la mayor licitación de recursos de este tipo en la historia y la última que se efectúa antes de las elecciones presidenciales.

Con un total de 26.265 kilómetros cuadrados en conjunto, ésta será la licitación de mayores dimensiones en aguas someras con tirantes de agua inferiores a 500 metros —de donde se extrae 82% del petróleo en el país—; en términos de superficie, esta licitación es 2,9 veces más grande que la que se realizó el año pasado para campos de este tipo (la Ronda 2.1) y representa 6,2 veces lo que se licitó en la Ronda 1.1.

En términos de bloques, esta licitación es también la mayor de su tipo, ya que se ponen a concurso 35 contratos de producción compartida (en que las empresas comparten los hidrocarburos que le corresponden al Estado en especie), luego de que en la Ronda 1.1 se licitaron 14 contratos y en la Ronda 2.1 fueron 15 bloques.

La dimensión promedio de los bloques es también la más grande hasta el momento: de 750 kilómetros cuadrados por cada uno, en comparación con el promedio de 301 kilómetros cuadrados por bloque que se concursó en la Ronda 1.1, mismo que aumentó a 593 kilómetros cuadrados por bloque en la Ronda 2.1.

Los contratos con una duración de hasta 40 años que se subastarán en esta décima adjudicación que efectúa la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) son para actividad exploratoria en el Golfo de México, donde existe información prospectiva sobre los recursos.

En conjunto, los 35 bloques tienen recursos prospectivos por 1.988 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (que representan 8,2% de las reservas totales ya certificadas en el país).

En conjunto, los 35 bloques tienen recursos prospectivos por 1.988 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (que representan 8,2% de las reservas totales ya certificadas en el país). Este volumen de recursos prospectivos es apenas 25% superior al que se ofreció en la Ronda 2.1, pero es 7,2 veces más alto que los recursos de la Ronda 1.1.

La subasta será a primer precio en sobre cerrado y con una oferta vinculante de bono en efectivo a la firma si los licitantes lo ofrecen para prevenirse ante empates en la oferta mayor establecida por la Secretaría de Hacienda, que será de 65% de regalía adicional para el Estado en todos los bloques, mientras que para los que cuentan con gas no asociado el mínimo será de 8.5% y los que tienen petróleo y gas tienen una oferta mínima de 22,5%. La regalía promedio ofertada para el Estado en la Ronda 2.1 fue de 57,3%.

Cabe recordar que la Ronda 1.1 tuvo una tasa de colocación de 14% con sólo dos de los 14 bloques adjudicados cuando el precio internacional del petróleo oscilaba en US$54 por barril, mientras que la 2.1 se elevó a 67% con 10 contratos firmados, a pesar de que el precio del crudo había bajado a US$45 por barril.

El precio de la mezcla mexicana se ubica en US$58por barril.

Participantes. A la recta final de la Ronda 3.1 llegaron 14 empresas en lo individual y 22 consorcios en los que se agrupan estas mismas empresas en diferentes combinaciones, ya que no hay límite para las firmas participen con distintos socios siempre y cuando no compitan contra ellas mismas.

Entre las participantes están BP, Capricorn Energy, Chevron, Deutshe Erdoel, ENI, ONGC Videsh, Pan American Energy, PC Carigali, Pemex, Premier Oil, Repsol, Shell y Total, en lo individual, mientras que a los consorcios se suman Citla Energy, ECP (Ecopetrol), Premier Oil, Servicios de Extracción Petrolera Lifting, Inpex, Lukoil y Galem Energy.

Sólo dos empresas: la malaya Sapura Exploration and Production y Compañía Española de Petróleos, en calidad de socios en algún consorcio, no cuentan aún con participación en algún contrato de las rondas anteriores.