Ciudad de México. El gobierno mexicano informó el miércoles que aprobó una cuota de importación de azúcar de 100.000 toneladas métricas para complementar el suministro local y estabilizar los precios.

La Secretaría de Economía informó en un comunicado de prensa que los inventarios actuales podrían resultar insuficientes para satisfacer la demanda interna en octubre y noviembre.

La cosecha azucarera mexicana se inicia en noviembre y dura hasta julio. La producción durante el período de septiembre a noviembre es inferior al 2% de la producción anual, informó la secretaría. Los inventarios alcanzaron un nivel cercano a los 1,17 millones de toneladas a fines de agosto, y se proyecta que la demanda se ubique entre 1,25 millones y 1,35 millones de toneladas durante los tres meses a noviembre.