México. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo este martes que con la entrada de la reforma energética se prevé que la industria petrolera recupere su capacidad productiva en cinco o diez años.

"Esto nos va a permitir en el mediano plazo y cuando hablo del mediano plazo es en los siguientes 5 o 10 años, nuevamente recuperar nuestra capacidad productiva. Hoy estamos produciendo menos", reconoció el mandatario en el marco de una gira de trabajo por Tabasco (sureste de México).

Dijo que ante la caída de la producción de crudo, el gobierno federal dará un nuevo impulso en los estados petroleros, cuya economía depende de industria petrolera, a través del Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo y el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, en la zona sur-sureste de México.

"Ese es parte del desafío y del reto que tenemos en Tabasco: que Tabasco se diversifique, que Tabasco no sólo dependa de la industria y actividad petrolera, por supuesto que con la reforma energética van a estar llegando más inversiones dentro de la industria petrolera y esto le dará un nuevo impulso a toda la actividad económica que depende del desarrollo petrolero en el estado", expuso Peña Nieto.

Tabasco, cuya economía dependía principalmente de la extracción y explotación de los hidrocarburos, vive actualmente una crisis económica y altas tasas de desempleo.

La reforma energética, promulgada con sus leyes secundarias en 2014, permite la participación de inversión nacional y extranjera.

De acuerdo con el proyecto de ingresos presentado por el gobierno federal al Congreso, para el presente año se espera que la Petróleos Mexicanos (Pemex), acumule 13 años de baja producción, toda vez que prevé realizar una extracción de crudo de 1.95 millones de barriles promedio diario; con un presupuesto casi idéntico al de 2017.

La reforma energética, promulgada con sus leyes secundarias en 2014, permite la participación de inversión nacional y extranjera; anteriormente sólo el gobierno tenía la titularidad pública del petróleo desde que éste fuera nacionalizado en 1938.

El mandatario entregó en Tabasco, una de las entidades más afectadas ante la caída de la actividad petrolera, la primera etapa del Libramiento Villahermosa y la conclusión de la primera etapa de la modernización de la carretera Villahermosa-Cárdenas.

Peña Nieto informó que se otorgará en corto plazo un financiamiento a las pequeñas y medianas empresas de la entidad, a través de Nacional Financiera (Nafin), además de que adelantó que realizará a través de Pemex inversiones específicas en la entidad.

"Todo este paquete de acciones que anuncié en 2016 le daremos un impulso adicional y eso nos permita también darle un nuevo oxígeno, un nuevo apoyo a la actividad económica del estado de Tabasco", concluyó.