Tras tres años consecutivos de pérdidas, el banco mexicano especializado en atender a la población de bajos ingresos, Bancoppel, espera por primera vez alcanzar en 2010 su punto de equilibrio y concluir 2010 con utilidades.

Al cierre de 2009, la entidad subsidiaria de Almacenes Coppel, registró una pérdida de 223,8 millones de pesos, cifra 29,5% menor a la registrada a fines de 2008, cuando alcanzó los 317,5 millones de pesos.

Según Julio Carranza, director general de la institución, no ha sido fácil iniciar un banco de cero y hacerlo rentable respecto de otras entidades que al estar también ligadas a tiendas comerciales han transferido la cartera de dichas tiendas a sus balances. No obstante, al operar Bancoppel con su propia cartera -que al cierre del año pasado sumaba 2.173, millones de pesos- le ha tomado más tiempo demostrar su rentabilidad, informó El Financiero.