México DF. México, que arrancó hace unos años con cobertura de precios para su producción de algunos granos y otros productos agropecuarios, está buscando nuevos esquemas que protejan a productores de los volátiles mercados.

Actualmente, México tiene en marcha un esquema de compra de opciones sobre futuros de precios para maíz, trigo, sorgo, soja, cártamo, canola, ganados bovino y porcino, jugo de naranja, algodón y café.

El director de operaciones financieras del organismo de la Secretaría de Agricultura encargado de apoyos a la comercialización, Aserca, José Miguel Palacio, dijo a Reuters que hasta octubre se habían realizado 315.000 contratos de una expectativa de 400.000 para el cierre del año, lo que sería un alza del 35% frente al 2009.

El 56% de las coberturas van para maíz, seguido del trigo con alrededor del 16%. Para el 2011, México espera elevar en un 25% la cantidad de cosechas protegidas. Hasta octubre se habían cubierto 16,5 millones de toneladas, dijo Palacio.

Pero con la idea de mejorar las opciones de esquemas, el Gobierno mexicano está evaluando incursionar en instrumentos extrabursátiles, como los "over the counter" (OTC, por su sigla en inglés), lo que podría ponerse en marcha en 2011 si las regulaciones lo permiten.

"Sí queremos manejar OTC, estamos analizando la normatividad para empezarlo a manejar", dijo Palacio en una reciente entrevista con Reuters.

"Mi idea es evolucionar. Si yo veo que una evolución para mi programa es bajar costos, llegar a más productores (...) asegurar más cosecha, darle más certidumbre a la comercialización de granos en el país se va a hacer", añadió.

Palacio señaló que el atractivo de los OTC recae en que podría tener menores costos y "hacerse trajes a la medida".

"En los contratos de maíz o listados de trigo y maíz están establecidos un determinado número de toneladas, en el OTC no está establecido un número de toneladas, simplemente hacemos los contratos conforme a necesidades", dijo Palacio.

"No vamos a utilizar los (mercados de) futuros porque es mucho riesgo", dijo. "No podemos arriesgarnos a acabarnos el presupuesto sin cubrir a la gente", subrayó.

México espera elevar en poco más de un 3%, a 25 millones de toneladas, su producción de maíz el próximo año frente a lo estimado para el 2010, en una cosecha favorecida por abundantes lluvias y mayores rendimientos, pese a una ligera baja en la superficie sembrada.

La producción de México es de alrededor de un 90% de maíz blanco para consumo humano y el resto de maíz amarillo, del que tiene que importar grandes cantidades para alimentar a su ganado.