Ciudad de México. La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) de México, encargado de regular el sector, propuso multar a las empresas Telcel y Cablevisión por quejas que recibieron de los clientes durante octubre y noviembre de este año.

De hecho, entre el 14 y 19 de noviembre, Telcel presentó problemas en sus servicios de tercera generación. A eso se suma el que Cofetel realizó una inspección a la empresa, donde observó que el 52,1% de las llamadas no terminaron de forma exitosa.

Un comunicado del ente regulador, y que consignó CNN, dijo que "las sanciones por estas conductas podrían alcanzar hasta 20,000 y 40,000 veces el salario mínimo, respectivamente".

En el caso de Cablevisión, se revisaron los datos y se dieron cuenta que la firma realizaba cambios sin la autorización previa de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte.

La misma empresa señaló en un comunicado de prensa que "las afectaciones al servicio de Cablevisión han sido eventos aislados y temporales motivados por la modernización de la red, lo que permitirá darle al consumidor avanzados servicios de última generación", aunque aclaró que "dará cabal cumplimiento a todos los requerimientos solicitados por las autoridades, como siempre lo ha hecho".