México. Las autoridades mexicanas anunciaron hoy la construcción de cinco nuevos gasoductos que serán licitados próximamente y requerirán una inversión pública y privada conjunta por US$2.250 millones.

El director general de la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa, informó en un comunicado que, en coordinación con la Secretaría de Energía (Sener), en los próximos días se darán a conocer las "prebases" de la licitación.

Durante su participación en el foro Energía y Gas en el Museo Tecnológico de la CFE, Ochoa precisó que el primer gasoducto irá de Ojinaga a la comunidad El Encino, ambas en el norteño estado de Chihuahua, con una inversión aproximada de US$400 millones.

Este gasoducto tendrá una extensión de 254 kilómetros y una capacidad de transporte de gas de 1.350 millones de pies cúbicos diarios, indicó.

El segundo gasoducto ira de El Encino a la zona de la Laguna, en el estado de Durango, tendrá una longitud de 423 kilómetros, una capacidad de 1.500 millones de pies cúbicos diarios y una inversión aproximada de US$650 millones.

El titular de la CFE señaló que el tercero partirá de la comunidad de Waha, en el sur de Texas (EE.UU.) a Samalayuca, en el norte de Chihuahua, tendrá una extensión de 300 kilómetros, transportará 1.450 millones de pies cúbicos diarios y necesitará una inversión de US$550 millones.

El cuarto gasoducto partirá de Waha hacia Ojinaga, tendrá una capacidad de 1.350 millones de pies cúbicos y una inversión de US$400 millones.

Finalmente, el quinto partirá de Ehrenberg, en Arizona (Estados Unidos) hacia San Luis Río Colorado, en el estado mexicano de Sonora, contará con una inversión de US$250 millones y capacidad de 130 millones de pies cúbicos diarios.

Ochoa afirmó que México promueve la construcción de más gasoductos para elevar "la confiabilidad del sistema de transporte de gas natural en el país".

Asimismo, destacó que la reforma energética promulgada en diciembre pasado permitirá convertir a la CFE en una empresa de energía que suministre electricidad y comercialice gas natural.

Por su parte, el subsecretario de Electricidad César Hernández aseguró que la CFE cuenta con la experiencia en la construcción de infraestructura para el transporte de gas natural con el sector privado, por lo que estos proyectos ofrecerán a México un "combustible a precios competitivos".

La reforma energética prevé elevar la producción de gas natural de los 5.700 millones de pies cúbicos diarios actuales a 8.000 millones en 2018, y a más de 10.400 para el 2025, lo que permitirá a México pasar de importador a exportador de este combustible.