México tuvo en diciembre de 2010 el segundo mes más bajo en ventas de automóviles desde 2005, de acuerdo a la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Dicho mes totalizó ventas por 94.580 unidades, por encima de diciembre de 2009, que completó 91.961 automóviles vendidos, aunque atrás de diciembre de 2008. En ese mes, cuando la nación ya sentía los efectos de la crisis financiera internacional, se comercializaron 101 mil 297 vehículos.

La baja de diciembre se da en el marco del descenso de ventas entre 2009 y 2010 respecto a los años previos a la crisis económica internacional desatada en 2008. Si bien la cifra estimada de vehículos comercializados en 2010 sería 7.3% mayor que las 754 mil 918 unidades de 2009, éstas se encontrarían muy por debajo de los totales anuales comercializados cada año, de 2005 a 2008, superiores al millón de unidades.

La AMDA, sin embargo, sostuvo que efectivamente el sector automotriz mexicano se encuentra en recuperación, aunque es muy lenta y se vislumbra lejana la fecha en que se alcancen nuevamente las cifras por encima del millón de unidades, de acuerdo a Milenio.

En términos porcentuales, la AMDA considera un crecimiento de 5.5%, respecto al escenario de cierre de 2010, es decir, alrededor de 17% debajo de 2008 y un nivel de unidades vendidas similar al 2000.