Los empresarios del sector turístico confían en que con el Plan Michoacán, que implementará el gobierno federal para devolver la seguridad y motivar el desarrollo económico del estado, la actividad pueda recuperarse.

Agustín Arriaga, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de la entidad, reveló que durante 2013 la ocupación hotelera anual registró el índice más bajo en los últimos diez años, al alcanzar 32,80% frente a 40,55% de 2012.

En algunas regiones como Pátzcuaro fue de 19,9%, mientras que la zona de la costa alcanzó 27 puntos porcentuales.

Explicó que si bien se han dado avances en seguridad en la zona de Tierra Caliente, que se ubica lejos de los atractivos turísticos, la percepción de la entidad para los turistas se encuentra muy dañada.

Sólo en las últimas semanas el Departamento de Estados Unidos alertó a sus residentes a evitar visitar Michoacán.

Algo similar sucedió con el gobierno español que pidió a sus ciudadanos no viajar al sur del estado, incluida Tierra Caliente, la costa del Pacífico y el Puerto de Lázaro Cárdenas.

“Hay empresas del sector turístico que están al borde de la quiebra, pues las condiciones no están dadas”, expuso.

Agregó que además de mejorar la percepción del estado hace falta que se puedan promocionar productos como la Ruta de Don Vasco, que ganó hace dos años como Mejor Producto en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) y que está desaprovechada, así como impulsar los ocho pueblos mágicos, el país de la
monarca y la costa, entre otros.

Ayuda federal

La Secretaría de Turismo (Sectur) federal, que encabeza Claudia Ruiz Massieu, contempla una inversión en el estado por 60 millones de pesos (US$4,5 millones) para fortalecer diversos proyectos del sector, además de que en conjunto con el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) realizará una campaña de reposicionamiento del destino. Según el Programa Estatal de Turismo, para este año también se estima reforzar la promoción enfocada en el mercado nacional en territorio michoacano y estados circunvecinos.