México. México espera que sus exportaciones de productos agroalimentarios a los países de la Península Arábiga alcancen este año los US$120 millones, y a mediano plazo lleguen a US$500 millones en beneficio directo de más de 5.000 productores mexicanos, aseguró este lunes la Secretaría (ministerio) de Agricultura.

El titular del ministerio de Agricultura, José Calzada, explicó que este resultado obedece a una estrategia integral del gobierno federal, para diversificar los mercados internacionales, en particular con los países árabes, con un potencial de mil 600 millones de habitantes.

México es un proveedor confiable de alimentos de calidad para el mundo, dijo el funcionario al participar en el "Encuentro Agroalimentario México- Países Arabes", de acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Agricultura.

Entre los avances de esta primera etapa, destacó, se logró con la visita, en mayo pasado, de 40 productores y agroempresarios mexicanos a esa región árabe, y ahora, dijo, ya se exportaron 250 toneladas de garbanzo, se envió el primer embarque de berries (frambuesa y zarzamora), así como productos de anaquel como café, harina de maíz, jarabe de agave e inulina y chía.

Asimismo, adelantó que se intensifican los trabajos para que en noviembre de este año esté lista la certificación "Halal", para iniciar la exportación de 20.000 toneladas de carne bovina, con un valor comercial de US$120 millones, además del seguimiento de los protocolos sanitarios para la venta de miel, aguacate, dátil y alimentos en conserva (frutas, vegetales y salsas).

Recordó que con Arabia Saudita, Emiratos Arabes, Kuwait y Qatar, en 2015, México registró ventas de productos agroalimentarios por US$45 millones, de los más de US$46.000 millones que importan en alimentos esas naciones, casi el uno por ciento, lo que significa una importante ventana de oportunidades para México.

En ese sentido, aseguró que esto se puede lograr con la organización de productores y el acompañamiento del gobierno mexicano para obtener la homologación de calidad e inocuidad y una sola mística de trabajo, la apertura de nuevos mercados en beneficio de las familias del campo mexicano.

A su vez, el director general para Africa y Medio Oriente de la cancillería mexicana, Jorge Alvarez, aseguró que el fortalecimiento de las relaciones entre México y los países árabes, es una línea estratégica del gobierno de México, enfocada en la cooperación y promoción de nuevos mercados y de inversión, mediante un vínculo permanente y visión de largo plazo.

En ese sentido, resaltó el potencial de esa región como mercado de importación neto, donde México "tiene la oportunidad de exportar productos agroalimentarios de calidad, con el fortalecimiento de las relaciones políticas y comerciales, así como los vínculos en el sector privado".

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Benjamín Grayeb, reconoció que esa región significa una gran oportunidad, demanda y mercado de exportaciones de productos mexicanos, en una sociedad que registra cinco veces más el ingreso per cápita en comparación con México.