México DF. La automotriz estadounidense Ford Motor Company dijo el viernes que invertirá US$1.300 millones en su gigantesca planta de estampado y ensamble de Hermosillo, en el norteño estado de Sonora, para producir nuevas líneas de sus sedanes medianos Fusion y Lincoln MKZ, entre ellos vehículos híbridos.

La inversión creará 1.000 nuevos empleos en la planta, que inició operaciones en 1986 y en la que Ford ha invertido unos US$3.000 millones en la última década. Ford opera otras dos plantas en México.

El presidente para las Américas de Ford, Mark Fields, dijo en un acto en Ciudad de México con el presidente del país, Felipe Calderón, que la inversión "nos ayudará a atender la creciente demanda por sedanes de tamaño mediano en Norteamérica".

México, socio de Estados Unidos y Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), tiene una poderosa industria automotriz centrada en el mercado externo que lo ha propulsado como el quinto exportador mundial de vehículos del mundo.

La mayor parte de las exportaciones de vehículos de México tienen como destino el mercado estadounidense.

Recientemente, otras empresas han anunciado buenas noticias para el sector automotor. Volkswagen dijo el miércoles que prevé incrementar en 20% su producción de autos en México este año, a 615.000 unidades, apoyándose en una mayor demanda en Estados Unidos.

Fields dijo que la planta de Hermosillo producirá todas las versiones del nuevo Fusion, incluyendo de gasolina, híbridas e híbridas con opción de recarga de baterías en la red eléctrica conocidos como "plug-in hybrids". No divulgó detalles sobre el nuevo MKZ de la línea de lujo Lincoln de Ford.

Según cifras de la asociación automotriz mexicana, la AMIA, el país exportó 2,14 millones de automóviles en el 2011, un récord en su historia y un alza del 15,3% respecto del 2010.

La unidad mexicana de Ford cerró el año pasado con exportaciones por 449.925 unidades, un 16,9% más, ocupando el primer lugar como exportador en México, por encima de la unidad local de General Motors, según la AMIA.

Fortaleza sector automotriz. El presidente Calderón dijo en el evento que los planes de Ford ayudarán a México a escalar en el ránking de países exportadores de autos.

"Creo que estamos a punto de pasar al cuarto lugar, porque el que sigue adelante de nosotros exporta alrededor de 150.000 coches más (...) una cifra que quizás tan sólo con la exportación que vamos a lograr de estos coches la vamos a poder rebasar", dijo el mandatario.

Recientemente, otras empresas han anunciado buenas noticias para el sector automotor. Volkswagen dijo el miércoles que prevé incrementar en 20% su producción de autos en México este año, a 615.000 unidades, apoyándose en una mayor demanda en Estados Unidos.

México envió un 61,5% de los autos que exportó el año pasado a Estados Unidos, su principal socio comercial.

Sin embargo, el sector enfrenta posibles obstáculos luego de que Brasil -otro destino importantes de las exportaciones mexicanas- fijó límites al volumen de automóviles que importará de México, en medio de esfuerzos para proteger a su sector automotor, afectado por la apreciación del real.

Brasil y México renegociaron un acuerdo de complementación económica a mediados de marzo luego de que el país sudamericano reportó un déficit comercial de US$1.170 millones con México en el 2011, tras un aumento del 70% en sus importaciones de autos mexicanos.