Ciudad de México. La Secretaría de Economía impuso cuotas compensatorias definitivas a las importaciones de láminas de acero provenientes de China, pues considera que su llegada al país ha afectado de manera significativa al mercado y empresas nacionales.

De acuerdo con la resolución publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la dependencia realizó una serie de investigaciones entre  el 1 de octubre de 2012 al 30 de septiembre de 2013, y como periodo de análisis de daño, el comprendido del 1 de enero de 2010 al 30 de septiembre de 2013.

Es así que al declararse concluido el procedimiento de investigación en materia de prácticas desleales de comercio internacional, la secretaría concluyó que la empresa exportadora Baoshan se le impondrá una cuota compensatoria de 65.99 por ciento, para Tangshan será de 82.08 por ciento, mientras que para Beijing Shougang y de Shougang Jingtang, así como para todas las demás compañías será de 103.41 por ciento.

En esta etapa, se recibieron pruebas y posturas por parte de empresas nacionales como Altos Hornos de México (AHMSA) y Ternium, quienes argumentaron que el precio de las importaciones de lámina rolada en frío provenientes de China registraron una caída significativa, lo que obligó a los productores nacionales a reducir sus costos en nueve por ciento “para evitar un mayor desplazamiento y mantenerse en el mercado”, lo que redujo su rentabilidad.

La secretaría confirma que el precio promedio de las importaciones originarias de China registró una baja durante el periodo analizado, es decir, 27 por ciento menos de 2010 a 2012, y 15 por ciento  en el periodo investigado, esto en contraste con los costos promedios de la mercancía proveniente de otros países los cuales aumentaron 14 por ciento de 2010 a 2012.

Es así que “la secretaría concluyó que existen elementos suficientes que sustentan que, durante el periodo investigado, las importaciones de lámina rolada en frío, originarias de China, se efectuaron en condiciones de discriminación de precios y causaron una amenaza de daño a la rama de la producción nacional de la mercancía similar”.

Para la realización de esta investigación, la Secretaría de Economía convocó a las importadoras y exportadoras del metal, y a cualquier persona que considerara tener interés jurídico en el resultado, para que comparecieran a presentar los argumentos y las pruebas que estimaran pertinentes, en el cual participaron las productoras nacionales.