Ciudad de México. La autoridad antimonopolios de México dijo este viernes que inició una investigación por presuntas prácticas monopólicas relativas en los mercados de servicios de interconexión en el país.

El mercado local de las telecomunicaciones está inmerso en agrias disputas entre operadores, buena parte de ellas centradas en la tarifa de interconexión, lo que cobran entre sí las empresas para transportar llamadas en sus respectivas redes.

La investigación se inició debido a una denuncia, dijo la Comisión Federal de Competencia (CFC) en un extracto de acuerdo publicado en el Diario Oficial, sin identificar al denunciante.

El sector telecomunicaciones de México está encabezado por las telefónicas América Móvil y Telmex del magnate Carlos Slim.

El inicio de la investigación ocurre semanas después de que Telcel, de América Móvil, recibió una multa histórica de más de US$1.000 millones por parte de la CFC por supuestas prácticas monopólicas en servicios de interconexión.

También ocurre luego de que en abril el Congreso de México aprobó una reforma que faculta al ente regulador para endurecer sanciones a empresas que incurran en prácticas anticompetitivas, y hasta para enviar a prisión a sus ejecutivos.