Ciudad de México. México iniciará la liberalización de los precios de las gasolinas y el diésel el 30 de marzo del 2017 y la continuará de manera gradual a lo largo del año, dijo este miércoles el regulador del sector energético.

Guillermo García Alcocer, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), dijo en conferencia de prensa que la liberalización se llevará a cabo por regiones, en cinco etapas, empezando en los norteños estados de Baja California y Sonora para terminar en diciembre en las tres entidades que conforman la Península de Yucatán.

La medida es parte de un gran reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto aprobada en 2013, que pone fin al monopolio que tuvo durante décadas la petrolera estatal Pemex en el sector, desde la producción de crudo hasta las ventas al público de gasolinas y diésel.

"El precio al público se libera, se flexibiliza (...) nosotros estaríamos entrando al estándar de todos los socios comerciales que tenemos", dijo García Alcocer.

Con el nuevo esquema, el Gobierno mexicano espera al menos US$12.000 millones para almacenaje, transporte y distribución por más gasolineras, según la CRE.

La liberalización de precios estaba prevista para iniciar en enero del 2018 pero fue adelantada un año. El nuevo esquema permite que diversas marcas de gasolina compitan por los consumidores.

Los precios de las gasolinas en México han sido impuestos por la Secretaría de Hacienda, y con la nueva medida serán finalmente fijados por el mercado.

Alcocer dijo que antes del 31 de diciembre la Secretaría de Hacienda publicaría la metodología para determinar precios máximos por región, que entrarán en vigor el 1 de enero de 2017, antes de la apertura total del mercado.

Con el nuevo esquema, el Gobierno mexicano espera al menos US$12.000 millones para almacenaje, transporte y distribución por más gasolineras, según la CRE.

El anuncio ocurre al tiempo que Pemex comenzará a subastar a terceros capacidad disponible en ductos y terminales de almacenamiento en distintas zonas del país.

Cada una de las cinco etapas del esquema de liberalización de precios estará precedida por el proceso de renta de capacidad de Pemex.

Los precios de la gasolina en Estados Unidos promedian actualmente US$2,32 por galón, casi un 20% menos que su equivalente en México. En el país latinoamericano, los impuestos constituyen casi la mitad del precio de venta de la gasolina al público.

Etapas. Los precios de los combustibles se irán liberalizando de manera gradual, empezando por los estados de Baja California y Sonora (norte).

La segunda etapa (denominada 1.2) arrancará el 15 de junio y abarcará los norteños estados de Chihuahua, Coahuila y Nuevo León, así como el municipio de Gómez Palacio, Durango.

 La tercera etapa (2.1) será el 30 de octubre e incluirá a las entidades de Baja California Sur, Durango y Sinaloa.

  En la cuarta etapa (2.2, 30 de noviembre) estarán Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Chiapas, estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

   La quinta y última etapa (2.3) se realizará el 30 de diciembre de 2017 e incluirá a las entidades de Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

* Con información de Reuters y Xinhua.