Puebla. Las dos primeras empresas proveedoras de la planta de Audi que se instalarán en Tlaxcala ya comenzaron la construcción de sus plantas en San Pablo Zitlaltepec. Son de origen hindú y canadiense.

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Puebla, Leobardo Soto Martínez, comenta que las fábricas se construyen en una extensión de al menos 60 hectáreas, las cuales colindan con los municipios poblanos de Nopalucan y Rafael Lara Grajales, ubicados a 10 minutos de San José Chiapa, donde se edifica la fábrica de la armadora de lujo alemana.

Explicó que en la etapa de construcción, estas dos compañías, de las cuales no dio su nombre por términos de confidencialidad, generarán 700 empleos, cuyos contratos colectivos ganó la CTM de Tlaxcala, debido a que ofreció mano de obra que pueda cumplir con los tiempos de entrega, ya que las proveedoras quieren iniciar pruebas a mediados del 2015.

Esas fábricas se suman a las seis que confirmaron su arribo a territorio tlaxcalteca, las cuales se ubicarán en el parque industrial de Huamantla, localizado a 15 minutos de donde estará la empresa Audi, mismas que generarán 1.000 empleos.

Gana la carrera. Soto Martínez reconoció que Tlaxcala está ganando en concretar inversiones, porque está dando todas las facilidades y servicios que requieren para instalarse las empresas, mientras que en Puebla aún hay demasiada incertidumbre por no presentarse el plan subregional para definir cuáles son las zonas para la industria.

Hace unos días, David Juárez Moreno, promotor de Inversión en la Secretaría de Desarrollo Económico de Tlaxcala, dio a conocer que el gobierno del estado apuesta por atraer al mayor número de empresas proveedoras automotrices, mediante el diseño de trajes a la medida que incluyen incentivos fiscales y “precios competitivos” en la venta de terrenos.

De acuerdo con el funcionario, en las tres ciudades industriales que Tlaxcala ofrece, el metro cuadrado se vende entre 250 (US$19,1) y 500 pesos (US$38,2) con todos los servicios incluidos, como agua potable, fibra óptica y planta de tratamiento, entre otros, mientras que en Puebla la venta del metro cuadrado oscila entre 200 (US$15,34) y 400 pesos (US$30,68), sin ningún servicio incluido.