México logró una producción de vehículos ligeros sin precedente durante mayo pasado, al crecer 17,3% comparado con igual mes del 2016, al sumar 327.832 unidades, informó este martes la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

El presidente de la AMIA, Eduardo Solís, explicó que este dinamismo deriva del repunte en las exportaciones de autos, que aumentaron 13,9% en mayo, al enviar 257.736 unidades.

Estados Unidos sigue repuntando las compras de autos mexicanos, cuya proporción de cada 100 vehículos vendidos en territorio estadounidense 13 son mexicanos.

La AMIA agrupa a las subsidiarias de las estadounidenses Ford y General Motors; las japonesas Honda, Mazda, Nissan y Toyota; la alemana Volkswagen, y la italiana Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

En mayo, la industria automotriz alcanzó la producción acumulada de 1 millón 549.709 unidades, lo que representa 14.4% más comparado con el periodo enero a mayo de 2016.

Las exportaciones crecieron 14,5% al sumar 1 millón 236.708 unidades.

Las cifras evidencian que las armadoras de México han seguido atendiendo una fuerte demanda de su principal socio comercial en medio de incertidumbre generada a comienzo de año por planes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de renegociar el TLCAN, vigente con México y Canadá desde 1994.

En el mercado local, las ventas de vehículos registraron en el mes un alza del 1,1 por ciento a 122.916 unidades, con lo que acumulan un incremento del 4,8% a 615.641 autos en el lapso enero-mayo.

La AMIA agrupa a las subsidiarias de las estadounidenses Ford y General Motors; las japonesas Honda, Mazda, Nissan y Toyota; la alemana Volkswagen, y la italiana Fiat Chrysler Automobiles (FCA).

* Con información de Reuters y El Economista de México.