La petrolera estatal mexicana Pemex informó este martes que un incendio en una de sus plantas de gas dejó 10 muertos en el norte del país, cerca de la frontera con Estados Unidos.

Los bomberos lograron controlar el fuego, que había alcanzado a un centro receptor de gas y condensados de Pemex Exploración y Producción (PEP) en la carretera Reynosa-Monterrey, cerca del complejo de gas de Burgos en el estado Tamaulipas, que no se vio afectado, dijo la petrolera.

"Petróleos Mexicanos lamenta informar que a esta hora se ha confirmado el fallecimiento de diez personas a causa de este accidente", dijo en un comunicado.

Pemex no ha dado cifras oficiales de heridos, pero personal de protección civil de Reynosa que atendió la emergencia dijo que había al menos 10.

Las instalaciones afectadas, que reciben gas procedente de Burgos, no estaban operando y Pemex dijo que el incendio había dañado un ducto y algunas válvulas de control.

"Ahora están cerradas las válvulas de recepción de gas", dijo una portavoz. La empresa señaló que aún se investigan las causas del incendio.

En la zona Pemex tiene, además de Burgos, el complejo procesador de gas de Reynosa.

El accidente ocasionó daños al patín de medición así como a un ducto y algunas válvulas de control.

Técnicos especializados de Pemex Exploración y Producción procederán a realizar el análisis, a causa raíz del accidente así como la evaluación de los daños ocasionados a la instalación.

* Con información de Reuters y Excelsior de México.