Los cambios constitucionales, producto de la reforma energética, generarían un ritmo de inversión en la industria petrolera de US$37.000 millones anuales a partir de este año y hasta 2014, estimó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Con dichas modificaciones, la producción de petróleo superaría los 3.500.000 barriles diarios para 2027, según la paraestatal, mientras que la producción de gas natural rebasaría los 11.000 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd).

Actualmente ésta es de 2.500.000 barriles y de casi seis mil millones de pies cúbicos diarios de gas.

Para alcanzar la cifra proyectada, Pemex aseguró que serían necesarios diversos cambios constitucionales, entre los que destaca la participación de la iniciativa privada en proyectos estratégicos, tales como la explotación en aguas profundas.

En este sentido, la empresa pronosticó que con sólo establecer mejoras regulatorias en la industria petrolera se detonarían inversiones por US$30.000 anuales este año y el próximo, los cuales serían suficientes para alcanzar los tres millones de barriles diarios en 2021, que para 2027 serían de aproximadamente 3,3 millones.

Así, en ese año la producción de gas natural sería de menos de 10.000 millones de pies cúbicos al día.

En el escenario más austero posible, la petrolera asegura que con fortalecerse al implementar los cambios de 2008 y algunos otros menores, el ritmo de inversión sería de US$24.000 millones anuales.

Con estos cambios en 2027 se alcanzaría una producción de poco menos de tres millones de barriles diarios de crudo y poco más de seis mil millones de pies cúbicos al día de gas natural.

Como referencia, para este año, la inversión de la paraestatal será de US$25.600 millones.