Ciudad de México. México planea invertir 334.000 millones de pesos (US$27.600 millones) durante los próximos 15 años para aumentar la capacidad de refinación de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), en particular de la gasolina, según un informe de la secretaría de Energía.

Las importaciones de gasolina se han disparado debido a la demanda interna y a la baja producción de las obsoletas refinerías de Pemex y una excesiva producción de combustóleo por barril de crudo, de acuerdo con el informe Prospectivas del Sector Hidrocarburos para 2005, publicado recientemente.

El informe destacó un plan para construir una nueva refinería ubicada cerca de una refinería existente cerca de la ciudad de Tula, donde se espera que Pemex produzca 250.000 barriles diarios de productos refinados. Ello pondrá la producción total de gasolina de Pemex en 735.000 barriles diarios en 2016, y 750.000 barriles diarios en 2025.

El informe agregó que, al final del período, la producción de gasolina sería un 64,7% más alta que la producción doméstica en 2009.

Otros proyectos de refinerías mencionados en el informe incluyen la reconfiguración de la refinería Salamanca, que agregará 50.000 barriles diarios de capacidad, además de programas para gasolina y diésel de mayor limpieza durante los próximos cuatro años.