Puebla. México espera reducir en un 8% sus importaciones de gasolina entre el 2012 y el 2016, dijo este jueves el director general de la petrolera estatal Pemex, Juan José Suárez.

México habrá reducido sus importaciones de gasolina a un 38% de su consumo para el 2016. El país importa actualmente más del 40% de la gasolina que consume.

"Nos conviene hacer muchos proyectos de refinación como la refinería en Tula, no tenemos que ser autosuficientes en gasolina, pero lo que queremos es maximar el valor para la empresa", dijo Suárez en una presentación durante una conferencia en la ciudad de Puebla, en el centro del país.

México, el séptimo mayor productor de crudo del mundo, está incrementando su capacidad de refinación en busca de reducir su dependencia de las importaciones.

El país tiene seis refinerías con una capacidad total de 1,7 millones de barriles por día (bpd), pero no ha construido una nueva instalación de este tipo en décadas.

Pemex, un monopolio petrolero estatal, tiene una alianza para refinación en Estados Unidos con Shell en Deer Park, Texas, que ha sido utilizada en el pasado para cumplir necesidades de gasolina de México.

Sin embargo, en los últimos años, ha dependido de compras en el mercado.