Excelsior.com.mx. En el segundo día de su gira por el sureste de México, el presidente Felipe Calderón aseguró que si bien todavía le faltan meses productivos a su gobierno, éste ya puede considerarse como “el sexenio de la infraestructura”, como lo había prometido en campaña.

Al entregar el tramo de la carretera, Yucatán- Campeche en el que enfatizó se invirtieron mil millones de pesos, “100%” del presupuesto del gobierno federal, el mandatario dijo que las obras realizadas en su gestión representan el mayor número de kilómetros construidos y modernizados en la historia del país.

Detalló que en el caso de la infraestructura de Pemex el presupuesto “ha sido diez veces más alto de lo que había sido hace diez años”.

Insistió en la idea de que la estrategia de seguridad, las oportunidades de desarrollo resultan fundamentales para garantizar la reconstrucción del tejido social, un objetivo más importante todavía que el enfrentamiento a los criminales y la depuración de las instituciones de justicia y seguridad.

Antes, en su oportunidad, la gobernadora priista Ivonne Ortega afirmó que, como lo auguran las profecías mayas, los mexicanos esperan que el 2012 sea un año en el que “empiece un nuevo tiempo”.