Ciudad de México. México reabrió el domingo los puertos petroleros de Dos Bocas y Cayo Arcas en el Golfo de México, que había cerrado previamente a causa del mal clima, dijo la secretaría de Comunicaciones y Transportes.

A través de esos dos puertos México envía la mayor parte de sus exportaciones de petróleo, principalmente a Estados Unidos.

Sólo se mantenía operativo el puerto de Coatzacoalcos, también en el Golfo, pero que había resistido de mejor manera el embate del mal tiempo.