Ciudad de México. Excelsior. En cuatro años la industria automotriz mexicana logró reducir su brecha de producción en relación con la de Brasil, el país que más fabrica en América Latina, según la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA), que se explica por una baja en el número de unidades armadas en el país sudamericano.

De acuerdo con cifras de la Oica, en 2009 la producción automotriz de Brasil fue 104% mayor que la mexicana. Sin embargo, el año pasado en la nación sudamericana se produjeron 3.7 millones de unidades, mientras que en México se armaron tres millones de vehículos.

El aumento en la producción mexicana estará impulsado por las nuevas armadoras de Nissan, Honda y Mazda.

Las cifras muestran que la producción brasileña fue 22 por ciento superior a la de México, ya que el crecimiento del sector en Brasil, en los cuatro años, fue de 4.1 por ciento anual, mientras que el mexicano presentó un avance de 18.2 por ciento.

Con estas cifras la posición de ambos países en el ranking global de producción de autos cambió, Brasil pasó del sexto sitio como productor mundial al séptimo, mientras México que pasó del décimo al octavo lugar a escala mundial.

En México se registró la cifra más alta de producción para un mes de marzo, con el ensamblado de 277 mil 314 vehículos ligeros, 16.3% por encima del mismo mes del año anterior cuando se contabilizaron 238 mil 519 unidades, reportó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En el caso de la exportación, en el tercer mes alcanzó la cifra de 230 mil 772 unidades, 12.9% superior al mismo período de 2013. Del total manufacturado, 83.3% corresponde a unidades destinadas para el mercado externo y 16.7% restante corresponde a unidades para el nacional.

En el primer trimestre del año el principal destino de las exportaciones mexicanas en América Latina fue Brasil, de acuerdo con datos de la AMIA. En los primeros tres meses del año, México envío 24 mil 466 vehículos, 9.5% más que en el mismo periodo de 2013, cuando se exportaron 22 mil 352 unidades.

Guido Vildozo, analista de IHS Global Insight, comentó que en cuatro años México se convertirá en el primer producto de autos en América Latina, desbancando a Brasil, y subirá desde el octavo lugar como fabricante de autos al sexto lugar, detrás de China, Estados Unidos, Japón, India y Alemania, y en séptimo lugar quedaría la nación sudamericana y Corea del Sur.

El analista dijo que el aumento en la producción nacional estará impulsado por las nuevas armadoras de Nissan, Honda y Mazda. Agregó que también actuarán de forma positiva un aumento en las exportaciones hacia Estados Unidos, impulsado por una mejoría en su economía, además de la recuperación de las ventas del mercado interno mexicano.

Por su parte, Jeff Henning, responsable mundial de la Industria Automotriz en EY, comentó que en los próximos años México se convertirá en uno de los centros de producción automotriz más importantes del mundo.

La cercanía de nuestro país con el mayor mercado global, el de Estados Unidos, es uno de los atractivos que tiene México para las empresas automotrices, en tanto que a escala latinoamérica comentó que los países de la región tendrán un crecimiento moderado.

La red de tratados comerciales que tiene México con otros países de la región también suma atractivo al país, por lo cual el especialista dijo que nuestra nación debe aprovechar esta situación para diversificar sus destinos de exportación.