Monterrey. Soriana, la segunda mayor minorista de México, espera este año un alza en las ventas comparables al tiempo que emprende una agresiva expansión, aunque probablemente no pague dividendo, dijo este miércoles su director de Finanzas.

Aurelio Adán dijo que Soriana espera un alza de entre 4,0% y 4,5% en sus ventas comparables gracias a la recuperación del consumo, desde el 2,5% del 2010.

Las ventas comparables o a tiendas iguales son las de aquellas unidades con más de un año en operación.

"Este año esperamos un consumo similar al del año pasado", agregó el ejecutivo. "El año anterior, la gente dejó de comprar algunos bienes porque no sabía hasta donde la crisis iba a llegar y ahora empieza a comprar un poco más de bienes, tipo ropa y mercancías generales".

México se está recuperando de la recesión en la que cayó entre el 2008 y el 2009, apoyada principalmente en su actividad industrial, mientras el consumo privado camina lento, alcanzando sólo a ciertos sectores.

Adán dijo que aunque en los primeros tres meses del año el desempeño del consumo no fue el esperado, pronostica que se acelere a partir del segundo trimestre en la medida en que la economía de Estados Unidos comienza a reactivarse y esto se refleje en la actividad industrial en el norte de México.

El ejecutivo estimó para el 2011 un crecimiento en ventas totales de entre un 8,0% y un 10%, con respecto al año pasado.

La expectativa está apoyada en su plan de expansión, con el que prevén invertir más de US$1.342 millones para llevar el número de tiendas en operación a 700 unidades en el 2014, desde las 508 al cierre del 2010.

El ejecutivo dijo además que la empresa prevé pagar entre US$167 millones y US$208 millones de pesos de deuda este año, del total de US$642 millones que registraba al final del 2010.

También descartó que la directiva de la empresa proponga a sus accionistas el pago de un dividendo en el 2011, dado que prefieren privilegiar las inversiones.