Ciudad de México. A los desarrolladores inmobiliarios que violen el uso de suelo con construcciones más altas de lo permitido se les impondrá una multa de 35 por ciento del valor comercial, respecto de la totalidad de la obra construida.

Este valor deberá ser determinado por un perito valuador registrado en la Tesorería del Distrito Federal.

Diputados de la  Asamblea Legislativa (ALDF) aprobaron por unanimidad una modificación al artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano de la Ciudad de México presentada por la panista Priscila Vera Hernández.

La intención es ponerle fin al modus operandi que adoptaron desarrolladores capitalinos para violar el uso de suelo, edificando inmuebles sin respetar la altura permitida y luego solicitando al Órgano legislativo  una modificación para legalizar la construcción.

"Con esta norma vamos a hacer perfectible lo que habíamos aprobado, que la Tesorería del DF pueda cobrar la multa, que pueda ingresarla a las arcas del gobierno de la ciudad, que tengamos más recursos, pero que, sobre todo, esto desincentive a violar el uso de suelo y que los desarrolladores no queden en absoluta impunidad”, dijo Priscila Vera.

Hace un año la ALDF aprobó una modificación al artículo 41 de la Ley de Desarrollo Urbano y este cambio planteaba la necesidad de establecer una sanción a quienes se apegarán a dicho artículo después de violar la norma.

Construyen por encima de los pisos permitidos por el programa respectivo, después meten su solicitud de modificación de uso de suelo a la Seduvi”, apuntó la diputada del PAN.

Carlos Hernández Mirón, presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano e Infraestructura, aclaró que con esto no habrá desarrollador inmobiliario que busque por medio de la ALDF legitimar lo que está fuera de la ley.

Para que esta reforma entre en vigor, el GDF deberá publicarla en la Gaceta Oficial del DF.