México. Mediante a un sistema de adaptación tecnologizado se aseguró la reproducción del huevo de trucha arcoiris durante todo el año. La acción, que fue desarrollada por el Instituto Nacional de Pesca de México (Inapesca), será utilizado para garantizar la disponibilidad de la trucha, pez que aparece regularmente entre noviembre y febrero.

La acción tiene por objetivo también disminuir las importaciones del huevo oculado de la trucha arcoiris y que registra compra en Estados Unidos por 18,4 millones de huevecillos al año.

De esta forma se verán beneficiados los acuicultores mexicanos, quienes podrán abastecer los requirimiento del mercado nacional, según informa el sitio web de la secretaria de Agricultura, Ganaderia, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México (Sagarpa).

Para la generación del proyecto, que comenzó su etapa experimental en el Centro Acuícola “El Zarco”, ubicado en el Estado de México, se instaló una sala de fotoperiodo (sistema de iluminación) para el control de maduración reproductiva, mediante la aplicación de luz artificial.

De esta manera, la manipulación de la duración del día permite adelantar o retrasar la ovulación y la espermiación de la trucha.

Dirección General de Investigación en Acuacultura, de Inapesca, explica que como resultado de los trabajos realizados se ha obtenido a la fecha más de un millón de huevos y crías para su posterior comercialización.