México tiene seis de las 10 mayores empresas translatinas entre los países de la Alianza Pacífico, integrada por Colombia, Chile y Perú, informó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La clasificación, medida por las ventas totales en el 2013, colocó a Pemex en la primera posición; seguida por América Móvil, Ecopetrol (Colombia), Cencosud (Chile), Femsa, Grupo Alfa, Cemex, Bimbo, Latam Airlines (Chile) y Falabella (Chile).

“La variedad de sectores en que se desempeñan las principales translatinas mexicanas es bastante grande, incluyendo desde actividades extractivas hasta servicios, pasando por una interesante gama de actividades manufactureras”, expresó Osvaldo Rosales, director de la División de Comercio Internacional e Integración de la Cepal.

Varias de estas firmas ya tienen más de 50% de sus activos fuera de México: América Móvil (65%), Femsa (57%), Cemex (84%) y Bimbo (51 por ciento).

América Móvil, heredera del monopolio estatal de telecomunicaciones Telmex, creció rápidamente en América Latina, aprovechando la baja penetración de las comunicaciones inalámbricas en la región, primero mediante alianzas y luego a través de una agresiva estrategia de adquisición de activos de empresas transnacionales.

Más tarde adquirió activos en los segmentos de banda ancha y televisión, para alcanzar un nivel crítico que le permitiera poner a disposición ofertas convergentes.

En Chile, el tamaño relativamente reducido del mercado local, combinado con la presencia de muchas empresas extranjeras y altos niveles de competencia en algunos segmentos de mercado, obligó a algunas empresas locales líderes a concentrarse en determinadas actividades y buscar su expansión fuera de sus fronteras.

Este proceso se ha concentrado en los países de América del Sur y en unos pocos sectores. Sobresalen las minoristas (Cencosud, Falabella y Ripley); las forestales (CMPC y Arauco, parte del grupo Copec); las de transporte (Latam y Compañía Sudamericana de Vapores), y las del sector de alimentos y bebidas (Embotelladora Andina, CCU, Concha y Toro y Carozzi).

En Chile, Colombia y Perú las inversiones nuevas y la adquisición de activos se han focalizado en los países vecinos, aunque progresivamente se han extendido a destinos más distantes, siempre dentro de América Latina y el Caribe.

La focalización en los países vecinos ha sido una estrategia muy utilizada por las empresas de servicios. Además de América Móvil en el sector de las telecomunicaciones, hay abundantes ejemplos en el sector de los servicios financieros (Itaú y Sura), la electricidad (EPM), el comercio minorista (Cencosud y Falabella) o las aerolíneas (Lan Tam y Avianca).