Aunque Miami sigue siendo una de las ciudades turísticas más atractivas para los latinoamericanos, la urbe enfrenta una serie de problemas y no goza de popularidad en el mismo Estados Unidos.

La revista Forbes calificó a Miami como la segunda ciudad “más miserable” del país, sólo superada por Stockton, en California, con una población menor, de casi 300 mil habitantes.

El mal ránking de Miami es un subproducto directo de la crisis económica, señala la Voz de América. Y la razón que la hizo saltar del noveno lugar de tan poca alentadora lista al número dos, radica en la vivienda, en el desplome del valor de las casas y condominios, señala la Voz de América.

Pero también la revista tomó otras consideraciones que incluían el clima, el desempeño de los equipos deportivos, la tasa de desempleo, los impuestos, el tiempo consumido en las autopistas para llegar al trabajo y el índice delictivo.

Y si bien Miami tiene un clima envidiables, el precio de la vivienda cayó 50% en tres años, mientras el desempleo es de 12% y fue la ciudad del país con más embargos hipotecarios en 2010

Otro punto negativo que destaca Forbes es la alta corrupción “con 404 funcionarios públicos hallados culpables de delitos esta década en el Sur de Florida”.

Sin embargo, el atractivo de Miami para los turistas no decae y la tasa de ocupación de los hoteles creció casi 8% el año pasado.

También los cruceros llenaron los puertos en los tres últimos meses del año, con 1.140.000 pasajeros. Mientras que el aeropuerto internacion tuvo una cantidad récord de viajeros en 2010 con unas  35.700.000 personas.