Río de Janeiro. El presidente interino de Brasil, Michel Temer, buscará nuevos compradores de carne brasileña durante los viajes internacionales que tiene previsto realizar en el segundo semestre del año, informaron hoy fuentes oficiales.

En un comunicado, el Gobierno aseguró que Temer se comprometió personalmente a buscar nuevos destinos para la carne del país ante la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), ante la caída del consumo a nivel interno, fruto de la recesión económica que vive el país.

El sector de la carne brasileña emplea 4,1 millones de personas de forma directa e indirecta en el país, y exporta sus productos a 158 países y regiones, aunque la intención del Gobierno es buscar nuevos mercados.

Durante el primer semestre de 2016, la facturación de las exportaciones de carne brasileña alcanzó los 2.800 millones de dólares, con 736.000 toneladas de carne embarcadas, cifras interiores en un 3 y un 2 por ciento respectivamente ante los primeros seis meses del año pasado.

China fue el principal destino de la carne brasileña en el período, con una facturación de 780 millones de dólares y un volumen superior a las 165.000 toneladas.