Santiago. Chile avanza a paso firme hacia la diversificación de su matriz energética gracias a una naturaleza privilegiada en sol, en viento y en olas aseguró la presidenta Michelle Bachelet al inaugurar el parque eólico Punta Palmeras, de la compañía eléctrica española Acciona Energía.

"Ya es un hecho y no una promesa: Chile está avanzando a paso firme hacia diversificar su matriz energética", enfatizó Bachelet que llegó hasta la norteña localidad de Canela junto al ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier.

Destacó que esta inversión confirma que "el sector energético es una fuente muy importante de dinamismo para nuestra economía y debemos aprovecharla".

"Por eso le hemos dado un impulso en serio a través de la elaboración y luego la implementación de la agenda de energía. Con ello se ha renovado el interés por invertir en Chile en una industria llena de futuro", apostilló la mandataria.

El parque eólico Punta Palmeras cuenta con 15 aerogeneradores de tres megavatios cada uno, los de mayor rango de potencia en Chile, con rotores de 116 metros de diámetro y asentados sobre torres de acero de 92 metros de altura, con una potencia instalada de 45 megavatios.

Según un comunicado de la empresa española, esta planta está en condiciones de generar 124 gigavatios-hora de electricidad al año, lo que equivale al consumo de más de 60.000 hogares chilenos.

Además, evita la emisión a la atmósfera de 119.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año en centrales térmicas de carbón, o la importación anual de unos 215.000 barriles de petróleo.

Para los próximos años, la firma española Acciona Energía ya comprometió la instalación de 255 megavatios en plantas eólicas y fotovoltaicas, para suministrar 600 gigavatios anuales de origen renovable, adjudicado en la última licitación del Sistema Interconectado Central (SIC).

La presidenta Bachelet destacó que "tenemos hoy día las mejores condiciones para posicionarnos como un polo de innovación, de desarrollo energético de primer orden en América Latina. Es verdad, tenemos una naturaleza privilegiada en sol, en viento, en olas, en geotermia", aseveró.

Recordó que hay una agenda de energía que define un horizonte claro y consensuado que Chile puede alcanzar.

"Para ello, dijo, estamos haciendo los cambios en el marco normativo, para que exista más competencia en un mercado que debe ser cada vez más abierto y transparente. Y lo más importante, tenemos las ganas y el liderazgo para transformar todo ese potencial en oportunidades de buen desarrollo", apostilló.

El compromiso del segundo gobierno de la presidenta Bachelet en materia energética es que al año 2025 el 45 % de la capacidad de generación eléctrica que se instale en Chile provenga de energías renovables no convencionales y reducir voluntariamente en 20 % las emisiones proyectadas al 2020.

"Es cierto que son metas exigentes, pero no aprovecharemos bien nuestra oportunidad de desarrollo si no nos comprometemos a dar pasos largos. Y no es cierto que sean tan ambiciosas, pues los hechos, como estos molinos de viento aquí, nos han demostrado que es una ambición anclada en la realidad y que se ha ido confirmando con el aporte de todos los actores", añadió la mandataria.

Para finalizar, puntualizó que "con la Agenda que estamos impulsando hemos logrado salir del letargo en que se hallaba la inversión en energía; hemos logrado poner en movimiento muchos cambios que nuestra economía y nuestra sociedad necesitaba con urgencia en materia energética".

Acciona Energía, está presente con instalaciones propias en 15 países de los cinco continentes, con casi 8.500 megavatios de producción limpia y son fabricantes de aerogeneradores de tecnología propia.