Santiago. Aludiendo tácitamente al caso en que están involucrados su hijo y nuera, la presidenta Michelle Bachelet dijo que enviará al Congreso un proyecto de ley para evitar la especulación inmobiliaria en Chile.

Este anuncio lo hizo tras recibir el informe del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU) denominado "Política de suelo para la integración social", cuyo objetivo era estudiar políticas sectoriales de desarrollo urbano y revisar la legislación nacional vigente en la materia.

"Este informe considera la necesidad de normar de manera más clara y transparente el uso del suelo urbano, haciendo accesibles y participativos sus planes para toda la ciudadanía, junto con limitar la especulación como consecuencia de los cambios en los planes reguladores", señaló la mandataria en una ceremonia en La Moneda.

Bachelet explicó que el informe "tiene fundamentos muy claros, ya que el suelo disponible en muchas ciudades del país es escaso, y eso significa que debemos evaluar su utilización de acuerdo con las necesidades de la población y su aporte colectivo".

Hace tres meses, su hijo, Sebastián Dávalos, debió renunciar a su cargo de director sociocultural del gobierno, tras el escándalo que se destapó al conocerse que su esposa, Natalia Compagnon, dueña de una empresa, había comprado terrenos que luego los revendió, ganando unos US$3 millones.

Ahora, esa empresa es investigada por estafa, conflicto de interés y uso de información privilegiada tras obtener un crédito de US$9 millones para comprar tres predios en Machalí, Región de O'Higgins.

La mandataria dijo que las modificaciones en el uso del suelo, según las modificaciones en cada comuna, "muchas veces producen especulaciones, cambios de precios y ganancias para unos pocos que no se corresponden con su aporte a la sociedad y que la gran mayoría de los chilenos consideramos éticamente reprobable".

"No queremos que esas inversiones, en lugar de beneficiar al conjunto de habitantes que utilizan esos territorios, se conviertan en recursos de una eventual especulación o lucro de algunas pocas personas", precisó.

Es por ello que hizo énfasis en que "debemos generar urgentemente las medidas que corrijan esta distorsión y una institucionalidad apropiada para velar por su cumplimiento y actualización permanente".

Por su parte, el presidente del CNDU, Luis Eduardo Bresciani, indicó que el informe "no hace mención a ningún caso particular reciente, los casos recientes de especulación del suelo que se han conocido por la prensa sólo reforzaron una convicción que el consejo venía discutiendo hace un año por encargo de la presidenta".

Bresciani señaló que el informe no sólo busca resolver el tema de la especulación del suelo, "sino los efectos que la especulación del suelo genera sobre las ciudades".

"La especulación del suelo lo que hace es afectarla, porque afecta las capacidades de las familias de poder acceder a los mejores barrios y poder habitar en la ciudad, agregó".

El informe del CNDU aborda también temas como la segregación urbana en los sectores más vulnerables, la desigualdad en calidad de vida urbana en comunas y barrios y la especulación del mercado del suelo.

Además, sugiere perfeccionar el mercado del suelo y controlar la especulación, limitando las excepciones tributarias que hoy generan desigualdad entre propietarios y propiedades.