Santiago. La mina de cobre Collahuasi en Chile operaba estable este domingo en línea con un plan de contingencia por la huelga laboral que atraviesa hace más de tres semanas, un día antes de que se retome el diálogo entre la empresa y el sindicato.

El sindicato anunció este sábado que con la mediación de un obispo católico, pedida por el gremio, las partes volverían a conversar para buscar un acuerdo que ponga fin a la protesta.

La firma -controlada por Anglo American y Xstrata- confirmó que accedió a la solicitud, luego de que las negociaciones se mantuvieran suspendidas por acusaciones cruzadas de intransigencia.

"Esperamos que la conversación con el sindicato sea fructífera y lleguemos a un acuerdo que tenga en cuenta tanto las aspiraciones de los trabajadores, como la sustentabilidad de la compañía", dijo la portavoz de la empresa, Bernardita Fernández.

La compañía ofreció a los trabajadores beneficios líquidos, entre bonos y un préstamo blando, por US$29.000 a los trabajadores que decidieran abandonar la protesta y retomar labores.

Sin embargo, no alcanzó la necesaria mitad más un trabajador que ponía fin a la huelga. La última información pública fue de 220 de los 1.551 sindicalizados.

La huelga en la tercera mina de cobre del mundo sumó preocupaciones por una posible escasa oferta, así como también un incremento en los precios del metal rojo.

Fernández reiteró que las operaciones continuaban apegadas al plan de emergencia.

Collahuasi produce 535.000 toneladas de cobre fino, lo que representa un 3,3% de la extracción mundial del metal.