Iquique. La mina de cobre Collahuasi en Chile y su sindicato continuaron este sábado acercando posiciones para un acuerdo que permita levantar una huelga de un mes, que mantiene al yacimiento operando bajo un plan de contingencia.

El conflicto en el tercer mayor depósito mundial de cobre -controlado por Anglo American y Xstrata y que produce 3,3% de la extracción global- ha generado presión sobre los precios internacionales del metal.

Luego de una tensa jornada en la víspera, que mantuvo en vilo los esfuerzos de diálogo, las partes acordaron continuar finiquitando los detalles de una propuesta, con la cual según el sindicato se busca una mejora sustancial en el ingreso real mensual de sus afiliados.

A su salida de las reuniones, el presidente del sindicato, Manuel Muñoz, dijo que el proceso tuvo los avances normales de una negociación.

Por su parte, la empresa explicó que las partes seguían sin llegar a un acuerdo en los términos de la contratación, pero que se mantenían dispuestas al diálogo.

Los 1.551 sindicalizados iniciaron la huelga luego del fracaso de una mediación del Gobierno, pero volvieron a sentarse a conversar desde el lunes tras las gestiones de acercamiento de un obispo católico.

En tanto, Collahuasi informó este sábado que un plan de normalización operacional, en el que ha usado personal de reemplazo y contratado vacantes pendientes, sigue en curso para mitigar el impacto de la paralización laboral.

Sin embargo, el gremio ha denunciado graves problemas en los procesos productivos y el puerto de la compañía, al acusar que el personal de reemplazo no está capacitado para sostener ni siquiera el programa de emergencia.

Collahuasi lanzó una propuesta individual para los trabajadores que decidieran salirse de la huelga luego del día 15, cuando la ley los habilita, pero no obtuvo el 50% más un operario necesario para desactivar la protesta.

La oferta incluyó bonos y préstamo blando por unos US$29.000.

Las partes están enfrentadas por la resolución de un juzgado local sobre la legalidad de ese proceso de reincorporación.

Mientras el sindicato ha reiterado que el fallo obliga a la empresa a revertir la firma de contratos individuales y desincorporar de las faenas a quienes los firmaron, la empresa afirma estar apegada a la ley vigente.

Un nuevo dictamen publicado este viernes fue interpretado por el sindicato como ratificación a su petición, mientras que la compañía dijo que refrendaba la legalidad del proceso.

Esa diferencia ha provocado escaramuzas de los trabajadores con la policía en protestas para pedir a las autoridades locales que hagan cumplir la resolución.

El sindicato confía en que la próxima semana la empresa recibirá duras sanciones por el desacato al juzgado y ha pedido acciones legales contra altos representantes de los accionistas de Collahuasi.