Santiago. La producción en la mina chilena de cobre Collahuasi se acercaba este lunes a niveles normales, según su sindicato, mientras la firma buscaba restaurar plenamente las operaciones tras una protesta de contratistas levantada la semana pasada.

Sin embargo, los contratistas que protagonizaron la protesta que paralizó la producción del yacimiento al bloquear las vías abandonaron este lunes una mesa de negociaciones con la compañía, alegando que una propuesta presentada por la empresa no cumplía con todas las demandas que llevaron al conflicto.

"Está prácticamente normal", afirmó Manuel Muñoz, presidente del sindicato de trabajadores en nómina en la mina, que produjo 535.000 toneladas de cobre fino en 2009.

En tanto, la portavoz de la Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi dijo previamente que continuaba un proceso de recuperación de la producción y afirmó desconocer la información de los sindicalistas.

El decreto de fuerza mayor -una medida legal que permite a las empresas dejar de cumplir compromisos contractuales- se mantiene vigente.

Suspensión. Mientras, los huelguistas se levantaron de la mesa de diálogo que buscaba una salida al conflicto argumentando que la empresa insistía en obviar algunos de los requerimientos.

"Otra vez la mesa se detuvo en el diálogo porque querían que nosotros firmáramos un documento donde avalábamos lo que ellos nos traían, pero eso es insuficiente", dijo el dirigente sindical Víctor Reyes.

El sindicalista detalló que la empresa sólo presentó un antiguo plan de ampliación de los campamentos y algunas mejoras de espacios, pero ignoró otras compensaciones.

Los manifestantes acordaron realizar una asamblea el martes para decidir las nuevas acciones a tomar, a fin de exigir que sus demandas sean cumplidas.

Collahuasi, ubicada a más de 4.000 metros del nivel del mar en plena Cordillera de los Andes, produjo en 2009 un 3,3 por ciento del cobre minado a nivel mundial.